duelo pérdida ser querido

Muerte y transitoriedad o Propagación por ondas concéntricas.

Posted on 26 abril 2020

La muerte es una experiencia dolorosa tanto como por tener que aceptar nuestra propia finitud y aniquilación, como por el dolor de perder a aquellos que queremos y que no podrán estar nunca más con nosotros.

Por desgracia en estos días las circunstancias que nos han tocado vivir hacen que esté muy presente la muerte y el duelo de una manera especialmente angustiosa. Pérdidas desde la lejanía, desde la soledad, desde la imposibilidad de realizar los ritos y ceremonias de duelo y despedida de nuestros seres queridos. El dolor y la devastación de no poder estar físicamente a su lado en esos momentos.

Hay un concepto que quizás puede servir de alguna ayuda o consuelo en estos momentos duros y dolorosos y que tiene que ver con la idea de propagación por ondas concéntricas.

 

Todos creamos entre nosotros, la mayoría de las veces sin tener conciencia de ello, círculos concéntricos de influencia que pueden durar no solo años, sino incluso generaciones. Al igual que se propagan los círculos al arrojar una piedra a un estanque y que se sigue expandiendo aun cuando no son visibles para nosotros, lo que dejamos en los demás, el efecto que tenemos,  se transmite a su vez a otros, aun cuando ya no estamos con ellos, aun cuando no estemos ahí para verlo. Dejar algo nuestro en lo demás, algo de la propia experiencia de vida. Algún gesto, alguna guía, algún consuelo en lo demás, lo sepamos o no.

Ondas concéntricas que permiten ayudar al otro a alcanzar la alegría, a contrarrestar el sufrimiento o la soledad. Y donde mejor para encontrar esas ondas que en la familia y en los amigos de esa persona. Aspectos de esa persona presente en nosotros, y que pasaran a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos. Actos de atención,  ayuda, enseñanzas… que siempre seguirán ahí, dejando su círculo de influencia en nosotros, a veces, transformándonos, enriqueciéndonos, haciéndonos ser quienes somos.

 

Podemos perder la presencia de esa persona pero lo que ha dejado en nosotros, las enseñanzas, valores…estarán siempre presentes, persistirán en nosotros y en otros más allá de nosotros. Porque la transitoriedad no afecta en absoluto aquello que es significativo para la vida emocional de las personas.

 

Y porque, como dice Jeff Foster, no hay muerte en el amor.

 

Fuente: Irvin D.Yalon.

Para saber más, click aquí.

Si quieres leer otros artículos de nuestro blog sobre este tema, click aquí.

Tags: afrontar, angustia, ansiedad, confinamiento, coronavirus, covid-19, crisis vitales, Duelo, emocional, emociones, fallecimiento, psicología, trascender

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies