Todas esas ideas y concepciones de la sexualidad  que nos llegan de fuera, una sexualidad  con unos modelos (auto)impuestos, sean los que sean, desde los  más conservadores o “puritanos” hasta los más liberales  o “progres”   posiblemente terminaran generando en nosotros angustia y malestar.

Si vivimos la sexualidad como una competición,  obligaciones, como  la demostración de nuestro rendimiento  o potencia sexual, llena de exigencias y  en la  que hay que llegar a una meta ya prefijada…. tenemos casi asegurado el fracaso y la frustración.

Trabajar los miedos, mitos y tabúes sobre la sexualidad , llegando a integrarla y vivirla desde mi mismo/a, desde mi autenticidad, es  necesario para poder conseguir una sexualidad plena e integradora.

Todas esas ideas y concepciones de la sexualidad  que nos llegan de fuera, una sexualidad  con unos modelos (auto)impuestos, sean los que sean, desde los  más conservadores o “puritanos” hasta los más liberales  o “progres”   posiblemente terminaran generando en nosotros angustia y malestar.

Si vivimos la sexualidad como una competición,  obligaciones, como  la demostración de nuestro rendimiento  o potencia sexual, llena de exigencias y  en la  que hay que llegar a una meta ya prefijada…. tenemos casi asegurado el fracaso y la frustración.

Trabajar los miedos, mitos y tabúes sobre la sexualidad , llegando a integrarla y vivirla desde mi mismo/a, desde mi autenticidad, es  necesario para poder conseguir una sexualidad plena e integradora.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies . Si continuas navegando estás aceptándola